Eran las 11 de la noche cuando nuestro vuelo de Dragon Air  aterrizaba en Yangón desde Hong Kong. Estámos emocionados pero agotados y también un poco asustados. No se por que razón siempre que llegamos un país en el que nunca hemos estado, no dejamos de pensar en todo lo que puede salir mal. Sin embargo, superar esos miedos es parte de lo emocionante que es viajar a nuevos destinos y finalmente el peor escenario tampoco es tan malo. El hotel está reservado así que solo hacía falta llegar hasta ahí, descansar y recargar energías para el día siguiente. Habíamos pagado previamente la visa vía internet por lo que no tuvimos problemas en migraciones. Salimos del aeropuerto, la angustia se entremezclaba con la curiosidad y todos nuestros sentidos se activan. El reto es cambiar plata y por suerte había una casa de cambio que literalmente abrió para nosotros y luego de habernos cambiado 200 dólares cerró porque se le acabó la plata (???!!!). Finalmente, estábamos camino al hotel The Willow Inn, felices, sacando la cabeza por la ventana como perritos emocionados por los nuevos vientos.

eclectica
Callecitas del centro de Yangón

Yangón es una ciudad como ninguna otra, es ecléctica y hermosamente decadente. Es desordenada pero amigable. La mejor forma de conocerla es caminando por sus callecitas y observando a la gente. Gracias al diseño cuadriculado del centro, obra de los Ingleses, es muy fácil ubicarse dentro del entramado de callejuelas numeradas. Cada calle tiene sus especialidades y sus encantos. A diferencia de la India, la gente local casi ni se inmutaba de nuestra presencia por lo que se puede pasear tranquilo y casi sin ver turistas a tu alrededor. Como siempre, nosotros la recorrimos sin prisas y disfrutando de la sobredosis de estímulos visuales y olfativos que nos atacaban en cada esquina.

Lo bacán es que acá no hay guetos turísticos y se puede caminar tranquilo y seguro por donde sea.

¿Qué hacer?

Shwedagon Pagoda: Sin duda es el atractivo principal de Yangón. Es el templo más grande de Myanmar y uno de los más importantes centros de peregrinación budista del sudeste asiático. Llegamos poco antes del atardecer y nos quedamos paseando por varias horas simplemente mirando a la gente rezar y caminando por el lugar. El cielo va cambiando de colores y la stupa se ilumina cuando cae la noche. Entrada: US$ 8.

sule
Felices en Shwedagon Pagoda

Luego fuimos caminando por callejones, pasando por patios traseros y monasterios hasta el Vista Bar. Yangón es muy seguro y por mas que los lugares parezcan peligrosos, no lo son. Usa el Google Maps para caminar de un lugar a otro y te sorprenderás con los atractivos del camino.

Sule Pagoda: En el óvalo central de la ciudad se encuentra esta pagoda cuyo principal atractivo es su peculiaridad de estar rodeada por comercios de todo tipo. Es decir en un mismo lugar puedes rezar, meditar y sacar fotocopias. Lo increíble es como a pesar de haber sido “invadida” en los alrededores, por dentro conserva la paz y respeto que se vive en todas las pagadas. Entrada: US$ 3.

Captura de pantalla 2016-02-22 a las 10.08.08 p.m.
Sule Pagoda (Instagram @Edwardadios)

Tour a pie de la Lonely Planet: Este tour que pasa por los principales edificios coloniales es excelente para conocer los principales atractivos del centro de Yangón en medio día. Se visitan el ayuntamiento, el parque Mahabandoola, el tribunal entre otros edificios. El calor es intenso por lo que recomendamos evitar caminar al medio día. La parada perfecta para refrescarse es el lobby con aire acondicionado del Stand Hotel.  Además se puede fácilmente incorporar un desvío a Boutataung Pagoda, un templo muy bonito al borde del río el cual dice la leyenda que contiene un pelo de Buddha. Se puede llegar a este templo tomando un ciclo rickshaw desde el mercadillo que está cruzando la calle frente al Stand. 

Mercado Bogyoke Aung San (BAS): Este mercado es perfecto para comprar souvenirs y artesanías. Además se encuentran también todo tipo de productos como longhis (faldas típicas Birmanas), telas exóticas, sandalias, hasta frutas y otros productos comestibles. Los alrededores del mercado también son interesantes ya que hay pequeñas calles llenas de comercios donde se observa a la gente trabajando en sus labores diarias. A diferencia de otras ciudades del Sudeste Asiático, acá no te atormentan para que compres. Ojalá que con el tiempo y con la llegada de mas turistas esto no cambie.

Sinagoga: Es interesante visitar esta pequeña y muy bien mantenida sinagoga. No tiene grandes atractivos mas que el mero hecho de encontrarse incrustada en un mundo budista. Se encuentra cerca al mercado BAS, así que vale la pena un side trip para visitarla antes de ir de compras.

¿Donde comer?

999 Shan Noodles: Este pequeño restaurante es difícil de encontrar pero que vale la pena buscarlo para probar los típicos fideos al estilo Shan. Son muy amigables con los turístas.  Una sopa contundente y deliciosa cuesta solo 1 dólar americano. (Dirección: No. 130 B 34th Street | Kyauktada Township)

Vista Bar: Las vistas nocturnas hacia Shwedagon Pagoda son impresionantes. Nosotros fuimos de noche cuando estaba iluminada. Vale la pena por lo menos ir a tomar una cerveza. En temporada alta es recomendable pedirle al hotel donde se están hospedando que haga una reserva. (Dirección: 168, Corner of Shwegondaing Rd and Old Yay Tar Shay St. Teléfono: 09 7322858).

FullSizeRender-2
Vista desde el Vista Bar

Golden Duck: Restaurante de comida china cerca a ambos hoteles que nos alojamos. La comida está muy buena y los precios son decentes. Su especialidad es el pato pequines. No lo probamos pero lo vimos en otras mesas y tenía muy buena pinta.

Sky Restaurant: Esta ubicado en uno de los edificios más altos de la ciudad. Tiene una vista panorámica a todo Yangon. Si bien no es barato, puedes ir a tomar solo una cerveza o Coca Cola y te darán maní de cortesía 🙂 El aire acondicionado hace que sea un excelente escape del calor infernal de la ciudad. (Dirección: 339 Bogyoke Aung San Road, Sakura Tower 20th Floor).

Parrillada nocturna: Todas las noches se crea un mercado callejero en la 19th street. En todos los países del Sudeste que hemos visitado, nos encantan los night markets, sin embargo esta vez nos decepcionamos un poco. La comida no estaba tan rica y las calles son realmente sucias. Sin embargo está bueno para ver la vida nocturna de la gente local.

Thone Pan Hla: Es un típico salón de té Birmano a pocos metros de Sule Pagoda en pleno centro. Aunque es un poco bochornoso por su poca ventilación vale la pena sentarse en sus sillitas, tomarse un té con leche y sentirse como un local. Lo bueno es que tiene una carta en inglés y los que atienden son muy amables y serviciales con los turistas. (Dirección: 454 Mhabandoola Rd.)

Monsoon: Es uno de los restaurantes elegantes de Yangon, sin embargo los estándares de precios siguen siendo muy baratos en comparación a cualquier restaurante occidental. La comida es muy buena y tienen una carta muy variada con platos de distintos países del Sudeste Asiático (Myanmar, Vietnam, Tailandia, Camboya, Laos y otros platos occidentales). El local es una casa antigua lindisima y todo se ve bastante limpio lo cual es raro para Myanmar. (Dirección: 85,87,Theinbyu Road | Botataung Tsp) 

¿Dónde dormir? 

Willow inn Hotel: Este pequeño hotel se ubica en el segundo piso de un edificio colonial en pleno bullicio de Merchant Rd. Cuenta con habitaciones básicas, ruidosas y almohadas incomodas. Sin embargo la ubicación es céntrica y la atención es espectacular, siempre tienen una sonrisa en la cara y buscan soluciones a todo lo que el viajero pueda necesitar. Nosotros nos quedamos en la habitación con baño privado, pero las habitaciones compartidas parecen tener mejor relación calidad precio. (US$ 70 por noche por habitación provada con baño)

Backpacker Bed & Breakfast: Este hotel también comparte un edificio con otros negocios. Lo mas llamativo son sus pasadizos en los que hay que agacharse para poder pasar (Estilo Being John Malkovich). Las habitaciones son pequeñas y sin ventanas donde con las justas entra la cama. Sin embargo, todo está nuevo y limpio. Cuentan con habitaciones con baño incluido o baño compartido.

Travel tips

  • En el aeropuerto se puede cambiar plata luego de recoger las maletas. El tipo de cambio es igual al de la ciudad pero cuando llegamos solo había una casa de cambio abierta y cerró luego de atendernos. ¡Cuenta bien el dinero que te dan! Con nosotros se quisieron pasar de vivos.
  • Si no puedes cambiar plata en el aeropuerto, el taxi al centro también se puede pagar en dólares. Es un poco mas caro pero no tanto. Una vez en el centro, las casas de cambio y los bancos abundan.
  • Para movilizarte distancias largas, toma un taxi es barato y la ciudad es suficientemente caótica como para evitar alquilar motocicletas o utilizar el transporte público.

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s