Tipo de viaje: relax con amigos
Duración: 2 días, 1 noche. 

Cuando nos vamos de viaje, sentimos un aire de novedad y una sonrisa se dibuja en nuestro rostro. No importa si es en avión, bus, carro o caminando… La emoción es la misma. Por eso, aprovechamos cada oportunidad para escaparnos de la ciudad y escuchar la música que la naturaleza ofrece. Vamos en búsqueda de sorpresa y descubrimiento no solo de espacios diferentes, también de nosotros mismos. Esta vez, nos vamos a La Huacachina en un roadtrip de fin de semana con la foodie de Espacio Urbano para darle un poco de sabor a este post. Aquí les contamos nuestras aventuras para desconectarse y disfrutar de la vista…

La Huacachina es un oasis en medio del desierto. Suena como una figura literaria pero es literal. En medio de las dunas, a solo 5 minutos de la caótica Ica, es un oasis de tranquilidad. Viajamos hacia allá y allá viajamos. Sentados en las dunas, con el cielo azul de fondo, visitamos nuestras alegrías, nuestros vínculos y también a nuestros demonios. No hay viaje exterior sin un viaje interior.

huacachina-4

huacachina-2

huacachina-3

Ica se encuentra 300 kilómetros al sur de la ciudad de Lima en medio de inmensas dunas y rodeada por un vasto desierto gris. A pesar de la aridez de su geografía, es también una región que cuenta con inmensas plantaciones agroindustriales y es la principal zona de producción de uva y pisco en el país. Otra faceta mas de los grandes contrastes del Perú. El oasis de Huacachina está muy cerca de la ciudad pero la sensación al llegar ahí es la de estar alejado del mundo. Es un paso obligado para cualquier mochilero que recorre el Perú, uno de esos lugares en donde los viajeros se quedan varios días haciendo poco o nada y se respira un ambiente de paz.

vinedos-ica-2

¿Cómo llegar?

Si vas con movilidad propia, solo tienes que seguir la Panamericana con dirección sur y llegarás en aproximadamente 4 horas. Pronto ese tiempo se acortará en media hora o un poco más cuando abran el tramo de la carretera entre Chincha y Pisco. También puedes viajar cómodamente en bus con empresas como Cruz del Sur u Oltursa las cuales se tardan poco mas de 5 horas y cuestan desde S/50 el tramo. Una vez en Ica, cualquier taxi te puede llevar a La Huacachina.

*Dato en la ruta:

Si les provoca hacer una parada a medio camino, les recomendamos que tomen desayuno en el Tambo Rural, km 51.7 de la Panamericana Sur. Un comedor campestre frente a la carretera perfecto para estirar las piernas y comer algo rápido. Sus panes rellenos son deliciosos y están recién hechos en sus hornos de barro. Entre los más populares están el de aceituna, queso andino, palta y jamón. El emoliente es buenísimo y vale la pena para reponer fuerzas antes de volver a la ruta. Y para el dulce, no olviden de comprar rosquitas para el camino!

pan-serrano

tambo-rural

¿Dónde quedarse?

Hay varios hoteles para todos los presupuestos, desde el elegante Hotel Mossone hata los mas austeros hostels para mochileros. Nosotros nos quedamos en El Huacachinero, una muy buena opción, limpia y céntrica, si lo que quieres es relajarte en la piscina y contar con un buen desayuno (US$ 60 por noche por habitación doble incluido el desayuno).

¿Qué hacer?

En Huacachina el atractivo principal es disfrutar de la tranquilidad del lugar. En la parte opuesta al Hotel Mossone, donde se besan las dunas y la laguna, pasamos todo un día viajando, sentados a la sombra de un par de palmeras junto con amigos y un ukelele. Por el contrario, si lo tuyo es la aventura, no hay mejor montaña rusa que subirte a un carro arenero y surcar el desierto alrededor del oasis. Estos tours incluyen siempre varios descensos en sandboard por algunas de las dunas mas alta del mundo. Además, puedes visitar los viñedos de la región, muchos de los cuales ofrecen catas de vino y pisco de gran calidad.

Cuando pasees por el malecón que bordea la laguna, no dejes de visitar lo que en algún momento fue el lindo café del Hotel Salvatierra, un hotel bastante venido a menos pero que en sus paredes guarda una de los secretos mejor guardados de la Huacachina. Pregunta por los murales de Sérvulo Gutiérrez, celebre pintor expresionista Peruano. El ruinoso estado en que se encuentra el lugar y la imagen del neon del video pub al lado de los murales hacen que esta sea una visita surrealista.

areneros-ica

sunset-en-el-desierto

¿Dónde comer?

Después de revolcarse por las dunas y disfrutar de la vista impresionante del oasis, pueden comer un bocado en cualquiera de los restaurantes alrededor de la laguna. En el malecón encontrarán varios spots turísticos, así que no será un problema encontrar qué comer. Nosotros elegimos el restaurante Nuna, de ambiente tranquilo y acogedor. Tenían una gran variedad de pizzas, sándwiches y platos típicos de la zona como palta a la reina y pallares verdes. Les recomendamos acompañar la comida con un refresco de maracuyá o una cervecita bien helada.

Los paisajes de La Huacachina parecen traídos de otro planeta. Caminamos sobre arena fina y mojamos los pies en la laguna, pero no es ninguna playa. El cielo azul totalmente despejado hace un contraste hermoso con el dorado de las dunas y en el sunset todo se tiñe de naranja para apreciar las primeras estrellas. Un viaje de colores y aire limpio… Un viaje de descubrimiento, de risas y muchas, pero muchas sorpresas.

Viaja, descubre, investiga, es la única forma de crecer.

camino-al-sol

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s